Importación de vehículos a Polonia (Artículo publicado en Polska Viva de abril 2014)

Varés & Asociados Abogados en Polonia

La crisis económica de la que tímidamente comenzamos a recuperarnos ha tenido un significativo impacto en los saldos migratorios entre Polonia y España. Es bien conocido que durante los años ochenta y noventa, el número de ciudadanos polacos que decidía probar suerte en España superaba con creces al de españoles lo suficientemente osados como para establecerse en un país que, en aquel momento, seguía siendo un gran desconocido. Sin embargo, las tendencias se han invertido, y hoy en día, son miles los españoles que, cada año, se rinden a los múltiples atractivos del país que nos acoge.

 

 

Como consecuencia de dicha creciente interrelación y de la proximidad geográfica, venimos asistiendo a la aparición de un nuevo colectivo: el de personas cuya vida familiar y profesional se desarrolla a caballo de ambos países, y que pasan largas temporadas entre Polonia y España. Este colectivo, cada vez más numeroso, tiene sus propias dudas existenciales. Pues bien, en este artículo vamos a intentar arrojar algo de luz sobre una de las más comunes: “¿Qué hacemos con el coche?”.

 

A la hora de decidir si merece la pena traer nuestro vehículo desde España y matricularlo en Polonia, o si por el contrario es mejor dejarlo allí y buscar uno en destino, debemos tener en cuenta el papeleo que la primera opción supone. Traerlo supondrá, en primer lugar, la  necesidad de darlo de baja en España. Para ello, habrá que ir a la delegación competente de la Dirección General de Tráfico y entregar los siguientes documentos: DNI y permiso de conducir del titular, o bien, si está a nombre de una sociedad, documento acreditativo de que podemos representarla (escrituras o poder vigente) y tarjeta de identificación fiscal de la misma. Además necesitaremos el permiso de circulación, la tarjeta de la inspección técnica y por último, el justificante de haber abonado el impuesto de circulación del año en curso. Pagando 8 euros, la DGT procederá a anular el permiso de circulación español.

 

A partir de ahí, tenemos dos opciones para hacerlo llegar a Polonia. La primera es encargar el transporte por camión hasta la ciudad de destino. Las empresas que se dedican a esto cobran aproximadamente 500 EUR por el servicio. La segunda, traerlo andando, lo que, teniendo en cuenta combustibles y peajes, cuesta poco más o menos lo mismo que enviarlo en camión Si esto último es lo que deseamos, aprovechando nuestra visita a la DGT solicitaremos unas placas de matrícula verdes, que nos permitirán circular con el coche durante 60 días siempre y cuando tengamos la ITV y el seguro en vigor.

 

Ya tenemos el coche en Polonia, y llega el momento de matricularlo en dicho país. Para ello, en primer lugar, necesitaremos contar con la tarjeta de residencia temporal o permanente polaca, y estar convenientemente empadronados. Tras ello, nos dirigiremos al organismo encargado de estos quehaceres, que en Varsovia es el llamado ”Wydział Rejestracji Pojazdów i Wydawania Uprawnień” o Departamento de Matriculación de Vehículos y de Expedición de Permisos” sito en la plaza Sokratesa Starynkiewicza 7/9, y les entregaremos: solicitud de matriculación de vehículos cumplimentada (puede obtenerse en internet), nuestro documento de identidad o pasaporte, prueba de empadronamiento en Polonia, algún documento que pruebe que el vehículo es nuestro (factura de compra, contrato de compraventa, sentencia judicial, o una declaración jurada), permiso de circulación español o cualquier otro documento que pruebe que el coche estaba matriculado allí, certificado de inspección técnica realizada en Polonia, y por último, justificante de haber abonado el VAT (si corresponde) y la tasa de matriculación correspondiente. Si hemos seguido los pasos correctamente, en cuestión de media hora, nos recogerán las placas antiguas y nos harán entrega de otras, flamantes y con las letras PL.

 

Sin embargo, no hemos terminado todavía, puesto que antes de empezar a circular, deberemos contratar el seguro, ya sea “a terceros” (llamado OC) que es obligatorio, o bien “a todo riesgo” (AC), voluntario.

 

En resumen, traer nuestro coche a Polonia supone un esfuerzo y un gasto significativos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que al hacerlo, dejaremos de pagar el impuesto de circulación anual en España, y ahorraremos también en el seguro, normalmente más barato en Polonia. Por tanto, es una opción conveniente si planeamos pasar unos años allí.  

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    clara (jueves, 03 diciembre 2015 20:53)

    Hola y gracias por su articulo. Vivo en Polonia, tengo al residencia ya y quiero matricula rmi coche espanol en enero. Yo pague impuestos ya cuando compre el coche en Espana, no tengo que pagar de nuevo, no? Mi coche tiene 10 anos, su valor es pequeno ya...
    Aqui no me dicen algo claro y estoy cinfundida ya no solo por el idioma sino por los tramites.
    En enero ya no hay tasa de reciclaje y tengo que pagar algo mas de 250 Sloti. hacer el seguro, claro....
    Me podrian dar algo mas de luz en esto de los impuestos? Tambien ha que hacer una traduccion jurada del permiso de circulacion. Con eso ya cuento.
    Muchas gracias, saludos.

  • #2

    Pedro Leyva (miércoles, 24 agosto 2016 09:36)

    Hola, estoy pensando comprar un coche en Polonia pero no se que tipo de gastos y tramites hay para la compra y exportacion. Me gustaria traerlo circulando.
    Un cordial saludo.


Varés & Asociados | Abogados en Polonia | Adwokaci w Hiszpanii

Stawki 2A lok.39 | 00-193 Varsovia (Polonia)

Tel. 24h: (+48) 884 09 86 20

Tel:          (+48) 221 21 85 71

Fax:         (+34) 912 17 12 73

info@abogadosenpolonia.com 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.